Fake news, el negocio de la información falsa

Fake news, el negocio de la información falsa

Las fake news, o las informaciones falsas, se han convertido en una de las tendencias de los últimos años, es realmente preocupante un fenómeno que se debería intentar minimizar y luchar de raíz contra él, se haya convertido en un negocio de enormes proporciones, el cuál es difícil de cuantificar y tratar de detener en estos momentos.

¿Qué son exactamente las fake news?

Según la Wikipedia, las fake news (inglés: noticias falsas) son un producto pseudo periodístico difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales, cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño.

Este concepto a empezado a ser relevante desde el año 2016, con la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, y una de las consecuencias que se comentan del abuso de las informaciones falsas fue, precisamente, la elección de Trump como máximo responsable de la Casa Blanca.

Muchas fueron las noticias que se publicaron, tanto del bando demócrata como republicano, pero no cabe duda, que gracias a las noticias que se propagaron de la candidata Hillary Clinton, supusieron un menoscabo para sus posibles votantes, logrando que el magnate Trump la superara por la mínima.

¿Por qué no se consigue acabar con las fake news?

Es la pregunta del millón, y la respuesta es tristemente muy sencilla, porque gracias a las informaciones falsas se está ganando mucho dinero, y por el momento no se ha interesado restringir y minimizar estos bulos, que están haciendo mucho daño a la credibilidad de las informaciones que se leen en las redes sociales.

Los medios de comunicación también están en entredicho, porque tienen que tener cuidado con las noticias que difunden, y siempre tienen que estar confiados de que sus fuentes son fidedignas, para no publicar un bulo que haga tambalear al mass media en cuestión.


¿Por qué se difunden tan rápido estas noticias?

Es otra de las cuestiones que se plantean acerca de las informaciones falsas, es el poder de la viralización, es decir, la facilidad que tienen estas noticias de propagarse rápidamente sin que exista un freno o una crítica a esta noticia falsa.
Mucho se ha comentado que el poder de propagación de estas noticias se debe al fenómeno de los bots, o robots automatizados, que comparten informaciones en redes sociales de determinadas temáticas, tan sólo con nombrar un término en concreto, pero hay que tener en cuenta que los bots retweetean y comparten tanto informaciones ciertas y veraces, como aquellas que son falsas. Por lo tanto, debemos acudir a las personas que interactúan en las redes sociales para conocer la amplificación de las fake news.

Las redes sociales también son responsables de este fenómeno, y tristemente, no han estado a la altura de lo que se les exige, controlando los perfiles que emiten informaciones falsas o aquellos que difunden los bulos, para intentar frenar las fake news, pero se han preocupado más de que su negocio funcionara bien, incrementando sus cifras de negocio y los beneficios, antes que preocuparse por la experiencia de los usuarios en los medios sociales, consiguiendo que los usuarios cada vez confíen menos en las noticias que leen en las redes sociales.
A pesar de los esfuerzos que están haciendo actualmente tanto Facebook como Twitter por verificar cuentas, o por cerrar usuarios que son bots, estos esfuerzos llegan tristemente demasiado tarde, cuando muchos usuarios han dejado de creer en los beneficios de las redes sociales y las han abandonado.

Fake news, el negocio de la información falsa


Según recientes estudios, son los usuarios los que comparten las noticias falsas en mayor proporción que las noticias veraces, logrando que se viralicen en un corto espacio de tiempo, y logrando justamente el propósito de las mismas, crear confusión entre los lectores y suscitar miedo, generando un efecto de hartazgo de las redes sociales.

¿Cómo lograr vencer a las noticias falsas?

Es un asunto realmente complicado, pero creo que ante todo se debe ser crítico con las informaciones y noticias que se leen en las redes sociales y en sites a los que no se suele acceder habitualmente, no compartir algo si nos chirría, o si la web de la que procede no es de confianza, leer varias fuentes antes de compartir una noticia entre nuestros contactos, leer los comentarios de otros usuarios para así tener una visión más amplia del asunto en cuestión, y sobretodo, tener en cuenta que nosotros somos los altavoces de las noticias falsas, por lo tanto, tenemos el poder tanto de propagar informaciones ciertas como falsas, pero podemos conseguir que sólo las informaciones veraces lleguen a buen puerto siguiendo las anteriores premisas.

Fake news, el negocio de la información falsa


¿Cómo se puede acabar definitivamente con las informaciones falsas?

¿Las redes sociales son las culpables de que las fake news se hayan convertido en un fenómeno imparable?

Más información relacionada








Comentarios

Entradas populares de este blog

Guía completa de Facebook Ads

¿Qué es un trafficker y qué funciones realiza?

Juego de Tronos (Game of Thrones) en la publicidad digital

Mi actividad en Twitter