¿Qué diferencia a un líder de un jefe?

¿Qué diferencia a un líder de un jefe?

Mucho se escribe sobre el liderazgo, pero las diferencias son muy importantes entre la figura del líder y del jefe. Es una duda que lleva en mi cabeza varios días, y me gustaría dar algunas claves para conocer ambas figuras, sus puntos en común, pero sobretodo, sus amplias diferencias, y cómo coexisten en la mayoría de organizaciones.

¿Qué caracteriza a un jefe?

Un jefe de la persona que tiene a una serie de empleados a su cargo, a los que gestiona, manda y organiza las tareas que se tienen que realizar en la empresa o en un departamento, y trata de que todo el trabajo salga adelante en las mejores condiciones.

¿Qué es lo que caracteriza a un líder?

Un líder es el responsable de un equipo de empleados, que además de gestionar, ordenar y mandar a su equipo, también se preocupa por motivar a los empleados, ayudarlos, escucharlos y recibir feedback en todo momento de lo que está sucediendo en la empresa o en el departamento que lidera.

¿Qué diferencia a un líder de un jefe?

¿Qué diferencia realmente a un líder de un jefe?

Las principales diferencias que existen entre estas dos figuras son las siguientes:

  • Valores: un líder debe tener una serie de valores que defenderá en cualquier circunstancia, haciendo de ellos su senda de vida, para no perderse por el arduo camino de la vida profesional; en el caso del jefe, también tiene valores, pero estos suelen ser más flexibles y en algunos casos, se supeditan a las decisiones de su superior o de la empresa en la que trabaja.
  • Comunicación: el líder sabe escuchar y preguntar, incluso hasta resultar pesado, porque trata de conocer el estado de ánimo de sus compañeros y empleados, sabiendo si puede ayudarles en aquello que les inquieta, y cómo conseguir que los problemas que se les presentan a diario, sean menos difíciles de superar; se podría comparar con la figura de un psicólogo o coach.
  • Comprensión: en muchas ocasiones se les exige a los empleados más de lo que creen que pueden dar, por eso, es fundamental que las nuevas tareas y retos a los que se enfrenten estos trabajadores sea de una forma progresiva, para que así el subordinado no se agobie con las nuevas responsabilidades que tiene que asumir, y pueda sacar adelante el trabajo con ilusión y ganas. El líder se caracteriza por ser comprensivo, y saber el límite de lo que debe exigir a cada uno de los integrantes de su equipo.
    ¿Qué diferencia a un líder de un jefe?
  • Motivación: el jefe no se preocupa si su grupo de trabajo está contento con las condiciones en las que trabajan, simplemente marca las pautas y los plazos, olvidando que las tareas las realizan personas y no máquinas; es aquí donde se distingue principalmente a ambas figuras, en el caso del líder, estará al tanto de cómo se encuentran anímicamente sus trabajadores, preguntándoles a diario que tal se encuentran, permitiendo espacios de diálogo proclives a crear confianza y empatía recíproca, con ello, logran un equipo que se conoce mejor, sabe comunicarse, se ayuda y trata los problemas de cada uno como problemas del grupo a los que enfrentarse conjuntamente y superar más fácilmente.
  • Organización: es fundamental para que el trabajo diario salga de forma adecuada, que las tareas se organicen con tiempo, y se distribuyan de forma proporcional, el líder lo sabe, por ello, planifica las tareas y los proyectos en los que se encuentran inmersos, determinando plazos, responsables, y haciendo un reparto adecuado de la carga de las tareas, teniendo en cuenta vacaciones, formaciones programadas u otros posibles imprevistos.
    ¿Qué diferencia a un líder de un jefe?
  • Proactividad y experiencia: son dos habilidades correlacionadas, ya que la proactividad hace referencia, en este caso, a que el líder conozca y sepa cómo lidiar con determinadas situaciones conflictivas, comportamientos y actitudes toxicas, poniéndolas freno de forma inmediata, y tomando las decisiones acertadas en el menor tiempo posible, no permitiendo que los problemas persistan, se hagan más grandes y sean más difíciles de atajar.

Existen muchas teorías sobre estilos de liderazgo, desde el liderazgo ético, al transformacional o el transaccional, pero todas estas teorías se basan en unas premisas parecidas, y que son similares a los requisitos planteados que debe tener el líder para ser considerado como tal, porque sino se llamará de otra forma, jefe o superior.

¿Qué rol prefieras que cumpla tu superior: líder o jefe?


¿Qué características tenía el mejor jefe que has tenido? 


Más información







Comentarios

ENTRADAS POPULARES

La dictadura del like tiene (por fin) fecha de caducidad

Memoria de la VI Reunión de Agencias de Aula CM

MI ACTIVIDAD EN TWITTER