Black Friday: estrategias creativas para rentabilizarlo en tu negocio

Black Friday: estrategias creativas para rentabilizarlo en tu negocio

El Black Friday se ha convertido en una de las citas ineludibles para los consumidores, y los comercios y las grandes superficies ponen toda la carne en el asador para lograr unas ventas realmente envidiables.

El Black Friday es el punto de partida de las grandes ventas navideñas, que se extienden hasta el 6 de enero, justo cuando empiezan las rebajas de principios de año, por lo que para los grandes distribuidores es una fecha de gran incidencia para comenzar con buen pie las ventas de fin de año, y para redondear las ventas del año.
Este acontecimiento comercial tiene su origen en los Estados Unidos, y su nombre viene del cambio de tendencia en las cifras de beneficios de los comercios, al lograr gracias a las suculentas ventas de esta celebración, pasar de números rojos o pérdidas, a números negros o beneficios, y se celebra el día justamente posterior al Día de Acción de Gracias.

La mayoría de comercios en España han abrazado está celebración como un acontecimiento para mejorar sus ventas, acogiendo esta acción comercial estadounidense con enorme rapidez, llegando a todos los sectores, de forma transversal, incluso a los pequeños comercios de barrio, que muestran en sus escaparates letreros de descuentos de 20% hasta el 50%, en otros casos.

Black Friday: estrategias creativas para rentabilizarlo en tu negocio

El origen en España se encuentra en Amazon, que fueron los precursores en incluir grandes descuentos en sus artículos de tecnología, logrando que los consumidores puedan adquirir sus artículos a precios realmente beneficios, pero en pocos años muchos otros comercios de tecnología han ido implantando el Black Friday en sus acciones comerciales de final de año, como por ejemplo PcComponentes, y el resto de sectores no se lo han pensado en incluir este acontecimiento para vender un poco más y redondear sus resultados anuales.

Los comercios han encontrado un filón en el Black Friday, y ya no se queda únicamente en el penúltimo viernes de noviembre, sino que continúa en muchos casos hasta el lunes siguiente, el llamado Cyber Monday, y muchas grandes superficies lo han ampliado aún más, comenzando a mediados de noviembre, y finalizando en muchos casos en el puente de diciembre.

Estrategias para rentabilizar el Black Friday con fórmulas creativas

Black Friday: estrategias creativas para rentabilizarlo en tu negocio

  1. Activaciones de marca: en muchos casos, la bajada de precios y los descuentos deben ser sólo una excusa para que los comercios se apunten a convertir el Black Friday en una fiesta, para que los consumidores disfruten al visitar el comercio, y además de comprar los productos que necesiten, tengan un momento gratificante y divertido, al convertir el establecimiento y la jornada en una fiesta.

  1. Enfatiza la compra online: a pesar de que todavía sólo el 10% de las compras que se efectúan en España son a través del canal digital, el Black Friday puede ser un buen momento para mejorar el diseño de la página web de tu comercio, mejorando los procesos de compra y la experiencia del usuario en el embudo de ventas, reduciendo el tiempo de carga de la web y reduciendo el número de pasos a efectuar para finalizar la compra, facilitando además siempre la mejor información de los productos y tratando con ello de fidelizar al comprador para futuras necesidades.

  1. Concursos en redes sociales: los concursos son siempre un recurso de enorme interés para mejorar las bases de datos de las empresas, y el Black Friday puede ser la excusa perfecta para decantarse por esta modalidad. Un concurso simple, en el que se ponga en juego algún producto o servicio de unos 50 euros, puede ser un aliciente suficiente para facilitar que muchos seguidores de la empresa en redes sociales se animen a enviar una foto de ellos mismos con algún artículo que hayan comprado con anterioridad en dicho comercio, logrando con ello interacción, y que los consumidores vuelvan a tenernos en su Top of Mind para futuras compras.

  1. Marketing emocional: otra de las acciones que se pueden llevar a cabo es la de centrarse en comunicar un mensaje sencillo y directo, que sea fácilmente entendible y perdurable para los consumidores, ayudando no sólo a que visiten el comercio en esta fecha tan señalada, sino que recuerden el momento que han vivido allí, lo recomienden en redes sociales, lo comenten a sus familiares y amigos, consiguiendo que la acción de marketing sea duradera y tenga efecto más allá del Black Friday.

En conclusión, el Black Friday ha llegado a nuestras vidas para quedarse definitivamente, nosotros somos los que decidiremos si como empresarios nos aprovechamos de sus múltiples oportunidades, o si por el contrario, la queja contra el vecino es más productiva porque está vendiendo más que nosotros, gracias a los suculentos descuentos que ofrece gracias al Black Friday.


¿Qué acciones crees que son buenas para lograr que el Black Friday sea triunfal para tu negocio?


¿Por qué el Black Friday se ha convertido en un acontecimiento imprescindible para la mayoría de los comercios?

Espero tu opinión en los comentarios de este artículo.

Comentarios

ENTRADAS POPULARES

PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Vox en las redes sociales en 2019

198, la política que marca la moda

MI ACTIVIDAD EN TWITTER