Puma, a la caza de Adidas y Nike


Puma es una de las empresas de ropa y equipación deportiva más conocida del mundo, y su logo ha sido replicado en numerosas ocasiones, pero en el análisis que realizó no hay que olvidarse de  hablar de la crisis que ha sufrido en los últimos años, y cómo ha conseguido reinventarse gracias al patrocinio.




Puma es la marca alemana fabricante de ropa, calzado y accesorios deportivos, cuya sede central se encuentra en Herzogenaurach, Alemania. La empresa fue fundada en el año 1948 con el nombre de Gebrüder Dassler Schuhfabrik por Rudolf Dassler, el hermano de Adolf "Adi" Dassler, que fundó Adidas, uno de los mayores competidores del holding alemán, al igual que Nike.

¿Qué valores caracterizan a Puma como marca?

4 son los principales valores que la caracterizan, y que tan bien están reflejados en su logotipo: pasión, franqueza, confianza en uno mismo y espíritu emprendedor.

Pasión por la energía que ponen al preparar sus artículos, preocupándose por la calidad en todo el proceso de fabricación, desde la confección hasta la venta al cliente final.

Franqueza, ya que tratan de vender sus productos sin artificios, centrándose en innovar y tener los mejores productos del mercado.

Confianza en uno mismo: muestran una imagen de fortaleza y voluntad, ya que sus artículos están dirigidos a consumidores exitosos.

Espíritu emprendedor: retoma el valor anterior, y lo amplia, no solo se dirige a profesionales y consumidores que creen en sus habilidades, sino en aquellos que emprenden nuevas aventuras o proyectos, para los que sus items son ideales.


¿Cómo conseguir batir a Nike y Adidas?

Puma ha comenzado una estrategia de diversificación de sus acciones de marketing y comunicación para lograr alcanzar al duopolio que marca las normas en el negocio deportivo, Nike y Adidas, y a pesar de perder el patrocinio del Arsenal en los últimos años, ha logrado posicionarse como una empresa de referencia en el sector de la ropa deportiva gracias a los múltiples acuerdos que ha ido cerrando en los últimos tiempos.

Uno de los acuerdos que más positivamente han repercutido en la imagen de la empresa alemana ha sido el que ha realizado con la escudería de Fórmula 1 Mercedes, y con el piloto Lewis Hamilton, campeón de la máxima categoría de las cuatro ruedas en varias ocasiones. Conseguir tener presencia internacional gracias al gran circo es muy relevante para Puma, asociándose también a una de las escuderías más importantes del paddock.

Otro de los acuerdos que mejor han sabido rentabilizar ha sido el que han cerrado con Selena Gómez, estrella estadounidense e influencer, con la que han firmado un jugoso contrato por el que Selena les ha ayudado a diseñar ropa y accesorios deportivos, además de prestar su imagen para la comercialización de los mismos, logrando penetrar en el segmento teen estadounidense, uno de los más deseados por las marcas, porque a pesar de no tener un alto poder adquisitivo, pueden pedir los artículos de Puma a sus padres, y haciendo un marketing relacional interesante, para que en el futuro sigan siendo clientes de la empresa.


¿Que otras empresas amenazan a Puma?

El sector de la ropa y accesorios deportivos está muy segmentado, y aunque entre Nike, Adidas y Puma tienen más del 50% del mercado, otras marcas como Under Armour, New Balance o Vans están comiendo cuota de mercado a los grandes del mercado deportivo.

No hay que olvidar también el daño que ha hecho tanto a Puma como a sus competidores más directos la fuerza que han cogido las marcas del distribuidor, como por ejemplo, las de Decathlon, que han mermado cuota de mercado de aquellos consumidores que no están dispuestos a pagar un sobrecoste por llevar una marca conocida, como Nike o Adidas.

Para Puma es de una importancia sustancial estar en el Top of Mind de los usuarios de ropa y complementos deportivos, y esa es la razón principal de la lucha por estar siempre activa mediante una comunicación 360°, perdurando mas allá de una simple compra, para lograr la fidelidad del consumidor

Puma ha conseguido sobreponerse a las crisis que ha sacudido a la marca, como la de las camisetas de papel de la Eurocopa 2016, apostando por mejorar su proceso de producción, y por incidir en su comunicación, estando presente en los grandes eventos del mundo deportivo.

Adidas y Nike tienen todavía una posición cómoda, pero Puma sabe perfectamente que si desarrolla y lleva a cabo su estrategia de marketing y comunicación de forma excelente, logrará que la empresa alemana y la estadounidense empiecen a temblar por la posible pérdida del liderazgo.


¿Ha seguido Puma una estrategia correcta para volver a la senda del crecimiento?

¿Cómo puede Puma conseguir destronar a Nike o Adidas?

Más información

Griezmann, Agüero y el 11 ideal de jugadores que llevan Puma

Adidas pagará al Arsenal 330€ millones por patrocinios para la próxima temporada

Nike y Adidas, una competencia en marketing hasta el final de los tiempos

Selena Gómez ha vuelto a diseñar junto a Puma



Comentarios

Entradas populares de este blog

SEO vs SEM, la batalla continúa

¿Qué ventajas e inconvenientes tienen Twitter Ads y Facebook Ads?

Google+ echa el cierre para siempre