Ir al contenido principal

El Ayuntamiento Felicita, una crisis en Redes Sociales esperada

El Ayuntamiento Felicita, una crisis en Redes Sociales esperada

Durante el Domingo 4 de Junio pudimos vivir en Twitter una situación hilarante, produciendo una crisis de reputación del Ayuntamiento de Burgos, debido a la gestión tan nefasta de sus redes sociales, que ocasionó que un tweet de felicitación se convirtiera en viral por la ineficiencia del Community Manager de dicha institución.

¿Qué es una crisis en Redes Sociales?

Es aquella situación en la que una empresa, organismo o persona comete un fallo, bien por acción u por omisión, y a partir de así se origina un efecto contagio en las redes sociales, ya que muchos usuarios comienzan a criticar sobre esta situación, volviéndola viral, y ocasionando un gran perjuicio para el susodicho, ya sea una entidad, empresa o famoso.

¿Cómo evitar una crisis en Redes Sociales?

No existe ninguna forma de evitar una crisis en redes sociales, pero existen procedimientos para reducir la posibilidad de que se produzca una crisis, y que si se produce, consigamos mitigar los efectos en un corto periodo de tiempo, minimizando los perjuicios. La herramienta para lograr combatir de forma adecuada una crisis en Redes Sociales es un plan de acción ante una crisis en social media, que deberá incluir a las redes sociales, definiendo los escenarios y las actuaciones para reducir los efectos de la crisis y salir "airosos".

El Ayuntamiento Felicita, una crisis en Redes Sociales esperada

¿Qué sucesión de hechos provocó la crisis del Ayuntamiento de Burgos?

En la noche del Sábado 3 de Junio se produjeron los terribles atentados en la capital de Reino Unido, con 8 fallecidos, y la mañana siguiente, en vez de que el Ayuntamiento de Burgos publicase su primer tweet del día condenando el triste suceso de Londres, publicaron un tweet en el que felicitaban al Real Madrid por ganar su duodécima Champions League, pero por si esto no fuera suficiente fragante, el resto de la mañana publicaron otros dos tweets en los que felicitaban las fiestas de un par de barrios de la ciudad, a lo largo de la jornada no publicaron un sólo tweet para dar su pésame por la dolorosa situación qué se había producido en Reino Unido.

Durante la tarde y noche del Domingo tampoco se hizo mención alguna al triste acontecimiento, al estar las publicaciones programadas por parte del community manager, pero tampoco nadie le avisó o tuvo la iniciativa de entrar en la aplicación que usa para publicar en redes sociales, y escribir un tweet para sofocar la situación, en la mañana del lunes, se siguió publicando en redes sociales cómo si nada hubiera pasado, inconcebiblemente.


¿Por qué no han sabido salir airosos de esta situación?

Porque simplemente no saben que en la redes sociales es importante estar, pero aún más importante es saber estar, sino todo es en vano, los principios que debe seguir un community manager son claros, y lo que no se puede es dar una callada por respuesta, después de una crisis tan potente, que ha hecho que el TT #ElAyuntamientoFelicita haya estado durante toda la tarde del domingo 4 de Junio generando muchas críticas y mofas.

Durante la mañana del domingo, y sobretodo, durante la tarde, se logró alcanzar y mantener el Trending Topic #ElAyuntamientoFelicita, con claras alusiones a la conducta tan reprochable de la institución, que no quiso dar ninguna aclaración, ni durante ese largo día, ni a posteriori, se siguió publicando sin una clara alusión a esta surrealista situación.

Muchos fueron los tweets jocosos e irónicos que bromeaban con esta situación, mofándose de que el Ayuntamiento hubiera felicitado al equipo de fútbol de la capital de España por ganar el trofeo de la Champions, pero sin embargo, en muchos de los éxitos del deporte burgalés, hubieran dejado pasar la oportunidad para ser efusivos, y dar un gran reconocimiento a los equipos y deportistas locales, la igual que dar mayor cobertura a las actividades que se programan en la ciudad por la institución.

Muchos han sido los casos recientes de crisis en redes sociales, más o menos populares, que se han saldado sacando los colores a la marca, empresa, institución o famoso en cuestión, esperamos que aprendan de los errores, y que la humildad sea uno de los valores que se pongan a entrenar en el futuro para reconocer los fallos cometidos.

Más información

Polémica por un tuit de la cuenta del Ayuntamiento felicitando a los madridistas

Ayuntamiento de Burgos, campeón de Champions en Twitter

Siguiendo el Hashtag ElAyuntamientoFelicita

Comentarios

  1. Muy buen ejemplo, Álvaro. Ojalá sirva este post para otras instituciones. Aquí estamos todos para aprender lo que significa que podemos equivocarnos pero también es fundamental sacar conclusiones de ello. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita y la lectura Lisandro, esperemos que los fallos que se cometen en las redes sociales por parte de instituciones públicas se comiencen a solucionar, contratando a buenos profesionales, que se encarguen de su gestión de forma adecuada, un fuerte abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué escenarios nos encontraremos si Twitter es absorbida?

Twitter vive tiempos difíciles, y cualquier día podemos despertarnos con la noticia de que la red social del pajarito ha sido comprada por unos de los gigantes de las comunicaciones estadounidenses, pero si esto se produce, ¿qué panorama nos encontraremos en esta partida de ajedrez de los majors de internet?

¿Especializarse o ser polivalente en tu trabajo?

Es una de las cuestiones que me llevo planteando desde hace tiempo relacionadas con el mundo laboral, tema tratado con amigos y compañeros, que me han dado sus puntos de vista, en muchas ocasiones discordantes, acerca de tan peliagudo asunto.

10 tendencias en marketing para 2017

Después de las predicciones que hice para el convulso año 2016, es el momento de fijarse en las tendencias que marcarán el 2017, que harán que el marketing siga innovando y mejorando progresivamente para lograr conquistar a los exigentes prosumers.